BAMAKO/NIAMEY - Ancianos, dirigentes religiosos y jóvenes están actuando para prevenir la violencia basada en el género y las prácticas nocivas en sus comunidades en la medida en que se inician las actividades de la Iniciativa Spotlight  en Malí y Níger.

Bajo el liderazgo de los gobiernos nacionales y con el apoyo de las oficinas del Coordinador Residente de las Naciones Unidas, grupos de mujeres, organizaciones de la sociedad civil y asociados para el desarrollo han comenzado a ejecutar actividades para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas, poner fin a las prácticas nocivas y entregar suministros vitales en Malí y Níger.

A finales del año pasado, la Unión Europea y las Naciones Unidas aprobaron 260 millones de euros en financiación para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas en 13 países africanos y latinoamericanos. Antes de que se asignaran íntegramente los fondos, los equipos de país de la Iniciativa Spotlight iniciaron intervenciones tempranas centradas en extensión comunitaria para plantar las semillas de programas nacionales inclusivos y de colaboración. 

En Malí, un grupo nacional de partes interesadas, incluidos dirigentes locales, asociaciones de mujeres y grupos de jóvenes, compartieron información sobre la prevención de la mutilación genital femenina, una práctica que supone la alteración o lesión de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. Se calcula que alrededor de 4 millones o el 90 % de las mujeres y las niñas de entre 15 y 49 años en Malí han sufrido alguna forma de mutilación genital.

"La mutilación genital femenina no es un problema individual, sino de toda la comunidad", afirmó el alcalde de Konodimini, una comuna rural cercana al río Níger. "Les pedimos a todos que se involucren para poner fin a la mutilación genital femenina".

Los primeros fondos también han servido para equipar centros médicos con nuevos suministros vitales y apoyar actividades de extensión comunitaria en la radio local y en los medios de comunicación social.

En Níger, cinco caravanas de sensibilización con líderes tradicionales y religiosos viajaron por todo el país para crear conciencia sobre la violencia contra las mujeres, la educación de las niñas y la planificación familiar. La Iniciativa también financió la distribución de kits de reparación de fístula obstétrica en centros de salud regionales, y la compra de nuevos equipos para facilitar los exámenes in situ de casos de fístula obstétrica.

"Instamos a nuestro pueblo a aceptar y cambiar su comportamiento para el beneficio de toda la comunidad", indicó Barma Mamane Rabiou, Secretario General de la Asociación de Jefes Tradicionales de Níger (ACTN) para la región de Zinder.  "Como líderes tradicionales, nos preocupa el bienestar de todos los miembros de nuestra comunidad. Por ese motivo, pedimos a todos que acepten el cambio".


Mujeres participando a un taller sobre prevención de las violencias de género. Photo: UNFPA/UNICEF/Seyba Keita

"Le decimos a nuestra gente que acepte y cambie su comportamiento en beneficio de toda la comunidad", dijo Barma Mamane Rabiou, Secretario General de la región de Zinder para la Asociación de Jefes Tradicionales de Níger (ACTN). "Como líderes tradicionales, nos importa por el bienestar de todos los miembros de nuestra comunidad. Por eso les pedimos a todos que acepten el cambio ".