TEGUCIGALPA, Honduras — En Honduras, la Iniciativa Spotlight está trabajando con el Colectivo de Cineastas de Honduras para presentar el trabajo de mujeres jóvenes cineastas como parte de sus esfuerzos para abordar y prevenir la violencia contra las mujeres y niñas. Con un enfoque en interseccionalidad y empoderamiento, estas películas tienen como objetivo crear conciencia sobre la violencia de género y dar inicio a conversaciones sobre el tema, a través del arte.
 
A continuación, la cineasta indígena Karla Díaz habla sobre su película ‘Cadenas,’ su experiencia en la industria del cine y cómo ha usado esta plataforma para hablar de la discriminación y violencia a las que suelen enfrentarse las mujeres indígenas.

¿Por qué decidiste hacer una película sobre las mujeres indígenas y la violencia que experimentan?
 

Decidí hacer una película sobre la violencia que experimentan las mujeres indígenas, porque me parece alarmante la violencia a las mujeres, sean indígenas o no. En Honduras, la mayoría de personas sufren de desigualdad, inseguridad y violencia, pero las mujeres más...Las mujeres indígenas sufren de la violencia del sistema en toda su magnitud: violencia de género, violencia social, violencia económica y, por ende, violencia política, y la pérdida de nuestras costumbres y conocimientos ancestrales.

Directora de cine Karla Diaz. Photo: Colectiva de Cineastas Hondureñas

¿Puedes compartir algunos de los desafíos/discriminaciones que las mujeres indígenas enfrentan en la industria del cine y en la sociedad hondureña?

En mi infancia, había muchas preguntas sobre mi color de piel; me ha pasado lo mismo en el mundo del cine. Al no tener una educación "formal" y ser trigueña, las oportunidades son casi nulas. El talento no basta— hay que tener una tez blanca. Las mujeres indígenas suelen recibir papeles [de actuación] de empleada doméstica o mujer ignorante. Además, para poder asistir en producción, he tenido que trabajar el doble para demostrar que sí puedo trabajar sin una computadora o automóvil.

¿Has experimentado algunos desafíos personalmente?
 

Sí, muchas veces, pero compartiré sobre una experiencia en particular.
 
Estaba trabajando en una película y, un mes antes del estreno, sufrí una agresión dentro de una de las empresas patrocinadoras. En ese momento no sabía que había sido una agresión física, sexual. La producción ejecutiva me pidió que no denunciara, porque era contraproducente para el estreno. Estaba de gira sin una persona que se preocupara por mi integridad física, mental y emocional. Estaba confundida y lo oculté de mi familia para evitar preocuparlos. Un mes después, hicieron público un video de la agresión y mi hija, que no sabía nada, fue recibida por sus compañeras mostrándole lo que pasó. Me llamaron de todos los medios y me tuve que auto-aislar. La producción de la película apareció en mi casa, aunque en toda la experiencia nunca me habían ido a recoger. Tenían preparada una conferencia de prensa. Me decían que me iba a hacer famosa, y que las entradas para la película se estaban vendiendo más. Me negué y respondí que si algún día llegaba a ser conocida por mi trabajo sería por íntegra, no por ser un “show.”

"Las mujeres indígenas sufren de la violencia del sistema en toda su magnitud." - Karla Díaz, Directora de cine 

¿Crees que las mujeres indígenas deben ser mejor representadas en las películas y en los medios? ¿Por qué es importante?
 

Sí, totalmente, en las películas y en los medios de comunicación. Al estar representadas, podríamos tener más objetividad en las películas y en las noticias. La misoginia se destaca al momento de dar una noticia sobre la violencia a las mujeres, en los medios. Es muy importante que nos eduquemos sobre el tema para debilitar este sistema machista.

¿Cómo contribuye el arte a cambiar hábitos y valores?

Conocer el arte y tener la oportunidad de crear arte ha sido una experiencia espiritual. Pienso que el arte puede contribuir mucho; podemos lograr conciencia y compartir información valiosa.

La película rinde homenaje a la defensora de derechos humanos y ecologista Margarita Murillo. ¿Puedes explicar lo que representa ella para ti?

Margarita fue abusada de todas las maneras posibles, al igual que yo y muchas mujeres hondureñas. Con el conocimiento básico que tenía, hizo una gran labor de alfabetización a través de la cual empezó a empoderarse y a empoderar a otras personas. Su lucha creció tanto que empezó a ser perseguida, pero nunca la abandonó y terminó siendo vilmente asesinada [por su activismo]. Es por eso que su historia me hace eco. Ella lideró con su ejemplo. Como ella dice, “¡no nos doblegarán!”

"Pienso que el arte puede contribuir mucho; podemos lograr conciencia y compartir información valiosa." - Karla Díaz

La película explora la relación entre la violencia contra las mujeres indígenas, y la violencia contra el medio ambiente. ¿Puedes explicar este vínculo?

La defensa del medio ambiente no es solamente sobre el medio ambiente en sí. Involucra las luchas de territorio y nuestras costumbres ancestrales ya que, en nuestra cosmovisión, la tierra no nos pertenece a nosotros, sino nosotros a ella. Quitarnos nuestras tierras nos quita el derecho a una vida digna, a la comida, a los conocimientos que han sido transmitidos de generación a generación.

Esta entrevista ha sido editada por su extensión y claridad. Traducción y edición por María Belén Iturralde.